viernes, 27 de enero de 2006

eugenesia (1)

El precursor de las ideas eugénicas fue Francis Galton, nacido en el año 1822, que dejó sus estudios de Medicina para irse a estudiar Matemáticas, su auténtica vocación, en Cambridge. Aunque su paso por esta Universidad no fue tan gloriosa como el quisiera, fue aquí donde se empezó a fijar que una gran proporción de los estudiantes tenían relaciones de parentesco. Años más tarde, a partir de 1865, después de haberse dedicado a la Geografía y a la Meteorología, y ya dentro del mundo científico inglés, se metió de lleno en la eugenesia.

Sir Francis GaltonEn ese año publica dos artículos titulados "Talento y carácter hereditarios" en los que, como su nombre indica, propone la idea de la transmisión hereditaria de esas facultades. Las premisas en las que se basaba eran un poco inestables, por ejemplo, su principal defensa de su teoría era por analogía con los rasgos físicos y con algunas enfermedades hereditarias: si éstos lo eran, ¿por qué no iban a serlo aquellos? Estadísticamente, bueno, tampoco era muy sólido ese argumento, porque simplemente se basaba en linajes ilustres para demostrar lo que el creía. Por último ¿cómo se medía el talento de una persona? Decidió que la mejor medida la ofrecía la reputación póstuma, observada a partir de varios biógrafos. En resumen, Galton creía firmemente en lo que decía, tanto que sólo se fijaba en las confirmaciones de su teoría, tratando de acomodar todos los datos dentro de lo que el creía que era correcto.

Influído sin duda por las ideas de su primo Charles Darwin sobre la selección natural, empezó a observar que nuestra civilización se estaba saltando esas reglas, ya que protegía a personas que en otras condiciones más "salvajes" ya hubieran desaparecido por no cumplir con los requisitos evolutivos. Además se dió cuenta de que las clases bajas, de poca calidad genética, se reproducían en mucha mayor medida que las más capacitadas, contribuyendo progresivamente a una degeneración genética nada favorable. Esto tenía mucho en común con las ideas de Malthus de medio siglo antes, que daba la voz de alarma con la futura superpoblación, con especial hincapié en las clases bajas.

Todas estas ideas dieron lugar a esta nueva ciencia, con visos de religión, definida por primera vez por Galton como eugenesia en su libro "Investigaciones sobre las facultades humanas y su desarrollo" (1883), abarcando todas "las influencias que tienden [...] a dar a las razas o linajes de sangre más adecuadas, una mayor posibilidad de prevalecer, con más rapidez de lo que normalmente pudieran hacer, sobre los menos adecuados". Así que propone una serie de medidas para llevar a cabo esta mejora genética, dentro de lo que se conoce como eugenesia "positiva" y tomando como ejemplo a los criadores de animales domésticos, como es educar a la población para que tome conciencia del problema, favoreciendo los matrimonios entre personas aptas y condenando socialmente a aquellos que no lo sean.

Galton estaba influenciado por las ideas comunes de su época, aunque a nosotros nos parezcan extremadamente anticuadas e incluso ofensivas. No tenía demasiada estima hacia la raza negra y la consideraba la última en su escala racial, sorprendiéndose incluso de que siguieran existiendo. Las mujeres tampoco se salvaban y segun él poco podían aportar a su descendencia en términos intelectuales. Galton tan sólo reflejó todos estos prejuicios dentro de lo que el creía que era una nueva ciencia destinada a mejorar la civilización (especialmente la sociedad británica). Pero no hay que pensar que sus ideas eran mal vistas, incluso Darwin tenía muchos puntos en común con su primo, y si en algo fallaron y no llegaron a ser populares fue en lo utópico de sus propuestas para llevarlas a cabo.

6 comentarios:

Soloman dijo...

¿Pero que tipo de libros lees?, no en serio, me ha encantado tu articulo, tema sobre el cual desconocia totalmente. Por la fotografia que pones es evidente que Mr Galton pertenecia a una raza superior. Por cierto me he dado cuenta que a veces cuando estoy parado cruzo las piernas como el. Tengo miedo...
Espero que tu ultimo dia se alargue eternamente o al menos la infinitud de una vida por corta que sea para poder disfrutar de tus conocimientos.
¡Mira que eres freak y oscuro!

miultimodia dijo...

Muchas gracias por estrenar la sección de comentarios!! Pensaba que nunca iba a suceder... Este artículo es la primera parte de uno más grande que escribí, y todavía queda por ver lo más interesante. Así que algún día, lo pondré por aqui. Saludos...

Aurelio Kubiasky dijo...

Si te gustan estos temas yo de ti leería Mitos y simbolos del nazismo de Rosa Sala Rose, se te iban a caer los palos del sombrajo. Por Cierto ya que te gusta la ciencia ficción, Lovecraft también andaba mucho por ese tema de las razas

miultimodia dijo...

Gracias por la recomendación, no conocía ese libro. De todas maneras, la relación de los nazis con la eugenesia aparecerá en la cuarta parte de este artículo.
Qué decir de Lovecraft, es uno de mis escritores preferidos, el libro Los mitos de Cthulhu, editado por Rafael Llopis, fue mi libro de cabecera durante mucho tiempo.
Saludos...

Luciérnaga Enojada dijo...

Vaya! Al fin alguien más (fuera de mí) piensa que Galton es un completo iluso en esos postulados.
Yo, como buena Luciérnaga que soy, puedo decir que bueno... Es un tanto perverso lo que ese vil hombrecillo sostenía, y me he tomado la molestia de ondar un poco en el asunto.
A ver: Galton (al que libremente se le puede llamar mounstruo de 7 cabezas) pidió una ayudita al famoso Karl Pearson; Pearson transpiraba evidentemente el positivismo, y también estaba a favor de la 'eugenesia' (hasta que me da escalofrio escribir esa palabrita), lo cual indica que, era un mounstruo más de esa calaña. Ahora bien, también Galton era primito de Darwin, lo cual no comento en profundidad porque ya sabrá como me voy a referir a ese tipejo.
En resumidas cuentas, concluí que: Bueno, no sé qué tipo de 'presiones' (me gusta llamarlo así) habrán vivido estos señores; o en qué manera querían hacerle un 'bien a la humanidad' con este tipo de ideologías, pero... lo que tengo claro es que, gracias a ellos hoy podemos pensar, analizar y sobre todo replicar contra éstos, de cierta manera eso explica mucho de lo que estamos viviendo, y es una verdadera lástima que así sea.
De todas formas, yo que creo en el error humano y que... bah! Más nos vale que no importe, no?

Saludos desde Antropolandia.

Anónimo dijo...

Yo quisiera saber si es legal o no y si lo fuese en que paises es legal?