viernes, 23 de junio de 2006

El guerrero amable

Siguiendo con la temática documentaliana les tengo que decir que este fin de semana, otter y yo nos atrevimos con la última película de Werner Herzog, "Grizzly Man", en el que se cuenta la curiosa historia de Timothy Treadwell, un eco-guerrero (amable) que dedicó 13 años de su vida al estudio y protección (?) de una comunidad de osos pardos en el Parque Nacional de Katmai, Alaska, para terminar siendo degollado, descuartizado y consumido por uno de ellos, junto a su compañera Amie Huguenard.

grizzly manLo que tiene de interesante el documental es el hecho de que el protagonista es un perfecto y auténtico capullo, uno de los típicos productos de nuestra era y, más concretamente, de la nación estadounidense (con perdón). El típico personaje destinado a convertirse en una estrella mediática pero que, debido a la mala fortuna (quedó de segundo en el cásting de Cheers para el papel de "Woody", todo esto siempre según el testimonio de Timothy, claro), no tuvo más remedio que dedicarse a la bebida y a las drogas, autodestruyéndose poco a poco para acabar en un hospital con una sobredosis (en el documental no se dice de qué) Recuperado, entra en contacto a principios de los noventa con el fascinante mundo de los osos salvajes de Alaska, y así, decide cambiar una adicción por otra, que al final resultaría igualmente mortal. En palabras de un nativo de la isla: "Si lo miro desde el punto de vista de mi cultura, Timothy Treadwell traspasó el límite con el que nos guiamos por 7.000 años. Es un límite tácito, un límite desconocido, pero cuando sabes que lo hemos cruzado, lo pagamos caro"

grizzly manPara mi, la principal protagonista del documental es la cámara de Timothy, con la que grababa largos monólogos (siempre aparentaba estar solo, aunque no fuera así) sobre osos, y sobre cualquier otro tema que se le ocurriese. Y es que cuesta creer que este hombre pudiese vivir sin que le estuvieran filmando. A lo largo del documental podemos ver escenas tan extrañas (e incómodas) como cuando suplica a Dios (o a lo que fuera) que haga llover de una maldita vez, para que los salmones avancen por el río y lleguen a los estómagos de sus colegas. En otro momento se dedica a insultar a las autoridades del parque, ya que éstas no le permitían estar ahi, a pesar de que, en la alocada mente de Treadwell, él fuera el único salvador y protector que los osos tenían. O cuando graba varias tomas con varios pañuelos en la cabeza diferentes, para poder elegir luego en cuál salía más favorecido...

grizzly manUno de los momentos más espeluznantes del documental es cuando Werner escucha el audio de la muerte de Timothy y su novia, ya que llegó a poner a grabar la cámara en funcionamiento antes de morir (parece ser que circula por internet una copia falsa) Werner Herzog resume espléndidamente al personaje de esta manera: "Lo que me persigue es que en todas las caras de todos los osos que filmó Treadwell, no veo ningún rasgo de parentesco, ni entendimiento, ni piedad. Sólo veo la indiferencia abrumadora de la naturaleza. Para mí, no existe el mundo secreto de los osos. Y esta mirada en blanco muestra que sólo les interesa la comida. Pero para Timothy Treadwell este oso era un amigo, un salvador"

En fin, un auténtico lunático, pero todo un personaje y un documental interesantísimo que pueden conseguir aqui.

8 comentarios:

Sublimotrust dijo...

Pues mire usté, esta la tengo desde hace tiempo pero, como en tantos casos, no me puese a verla..(acumulación compulsiva supongo) pero es que Expediente X me tiene sorbido el seso.

;P

Nos vemos por la nit!!!!!

Pussy Galore dijo...

a mi no me parece que sea un capullo, yo creo que tenia serios problemas mentales. De hecho me parece un ser adorable.

otter attenborough dijo...

bipolar.

miultimodia dijo...

Hombre, a mi no me queda claro si estaba loco o era un capullo, pero es el tipo de personas, como Brigitte Bardot, que lleva unos ideales (que yo comparto) hasta el límite, retorciéndolo todo de una manera dañina...

sin dijo...

la escena de "simbiosis" con la moñiga de oso grizzly tambien es uno de los hits tuberos. La audición de la cinta es, sin oir ni jota, uno de los momentos más dramáticos del Cine. A mí con todo tambien me cayó bien. Alocado, patético, narcisista, explorador...herzogiano en definitiva. Algún día yo también cambiaré mis vicios de la ciudad por la bucólica Naturaleza, si tal, junto a los osos polares.

Aura dijo...

Mi última experiencia herzogiana fue en Sitges con "The Wild Blue Yonder" y casi me volví tan loca como él, es una película montada a partir de fragmentos de documentales marinos e imágenes de la NASA (!!!). Eso sí, yo le perdono ese desliz al director de "Corazón de cristal" gran favorita mía y que tengo muchas ganas de reseñar (cuando vuelva).
Busco este documental

Un saludo ;)

Berbercho Productions dijo...

Desde la "asociacion de solidarios con los amantes de las moñigas de oso", querriamos mostrar nuestro agradecimiento por este documental.

Y desde la "asociación de amantes de los tipos que se pasan tanto de frikis que se merecen un documental aparte", nos gustaria revindicar un documental con el forense de protagonista.

Luis dijo...

Herzog es un auténtico genio siempre en busca de nuevas lentes a través de las cuales nos muestra nuevas realidades. Un cineasta brillante sin duda alguna. Él ha llegado a considerar Grizzly Man como una especie de secuela de "Aguirre" y también de "Kaspar Hauser". A mi desde luego ha conseguido fascinarme, prescindiendo de grandes medios, con su brutal, cruda, sincera, concisa y especialísima forma de retratar vidas.